Única entra en la discusión sobre el troceo en la comercialización de carne

La Unión de la Industria Cárnica Argentina se expresó a favor de la utilización de los medios mecánicos para la descarga en los lugares de consumo.

A través de un comunicado, la Unión de la Industria Cárnica Argentina (UNICA), presidida por Gustavo Valsangiácomo, expresó su postura a favor de la utilización de los medios mecánicos para la descarga de carne. También manifestaron que no tienen problemas en discutir cómo se llevará a cabo la implementación del sistema.

De esta forma, mediante un escueto texto, la organización que se presenta en su página web como representante de «la industria chica de la carne», dejó sentada una posición que aún no se había escuchado en el debate por el troceo.

Recordemos que el sistema, que contempla la comercialización de carne en trozos de hasta 32 kilos, debía comenzar a operar el 1 de noviembre, pero fue pospuesto hasta el 15 de enero por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. La medida, fuertemente resistida por parte de la industria frigorífica, significará el fin de la tradicional media res.

Desde Única señalaron que están «a favor de la utilización de los medios mecánicos para la descarga de medias reses (igual postura defiende FIFRA) lo que protegerá al trabajador y la sanidad del producto; y a favor de discutir sobre la modalidad de aplicación del troceo de carnes de todas las especies, ya que de la forma que el sistema está diseñado es de cumplimiento imposible para la mayoría de las plantas frigoríficas».

Para que el sistema sea viable, en la entidad remarcaron la conveniencia de adecuar diversos aspectos de la normativa para que «en forma progresiva, y una vez diseñado un sistema que proteja al trabajador y no afecte el comercio de carnes, el mismo se vaya implementando en todo el país, teniendo en cuenta las situaciones particulares como son las regiones, las distancias de logística, la necesidad de transportes frigoríficos, y una adecuada coordinación con los comerciantes minoristas, que están viendo afectado su negocio entre otros problemas por las cuestiones impositivas».

Finalmente, expresaron su disposición a conformar una mesa de trabajo entre las cámaras empresarias y la autoridades, a los fines de consensuar la puesta en marcha del sistema.